Recuperación de Patrimonio Arqueológico en Salvatierra-Agurain

Diario de Noticias de Álava, Edición Digital, 14 de Enero de 2009

http://www.noticiasdealava.com/ediciones/2009/01/14/sociedad/alava/d14ala10.1131650.php

Agurain consolida una calzada y una puerta junto a la iglesia de Santa María

los restos, en los que se invertirán 190.000 euros, se cubrirán con metacrilato y lucirán un panel explicativo

La puerta y la calzada se encontraron al fondo, junto a la iglesia.Foto: e.s.p.
eva san pedro enviar a un amigo imprima este texto texto normal texto medio texto grande

agurain. Recuperar un retazo de su historia. Ésta es la intención con la que el Ayuntamiento de Agurain afronta las obras para consolidar los restos de la puerta y la calzada ubicadas en las inmediaciones de la iglesia de Santa María. La intención municipal pasa por cubrir estos restos con un metacrilato para que vecinos y visitantes puedan observarlas sin dañarlas. Además, un panel explicará su significado. La obra tiene un costo de 190.000 euros, que serán subvencionados por la sociedad foral Arabarri.Hace algo más de un año se realizaron las obras de urbanización de la parte oeste del entorno de la iglesia, correspondiente a su fachada principal. Las obras consistieron en la instalación de un pavimento frente a la bella portada gótica tardía de arco conopial, lo que hacía accesible esta entrada, en realidad la principal del templo, que durante mucho tiempo había permanecido inutilizada. Al nivel de la puerta, más alto que el de la calle, se accede por una escalinata y una rampa. En esa zona se encontraron un cementerio y los restos de la calzada y la puerta por la que se accedía a Salvatierra desde el norte. En los archivos de la villa hay constancia de las vicisitudes por las que pasó este entorno.la historia En 1382, el rey de Castilla Juan I donaba a don Pedro López de Ayala, conocido como el canciller Ayala, la villa de Salvatierra, a la que su antecesor Alfonso X había otorgado fuero en 1256 declarándola de realengo, es decir, exenta de señorío. Los Ayala ocuparon el torreón de la puerta norte de la villa, desplazando esta entrada unos metros hacia el este, por lo que el nuevo tramo de calzada que se construyó pasaba sobre el cementerio, siendo necesario incluso derribar alguna capilla aneja a la iglesia.En 1491, los Reyes Católicos nombraron conde de Salvatierra al sucesor del canciller, de igual nombre que éste, el cual en 1520 se rebeló contra el rey Carlos I, en el contexto de la Guerra de las Comunidades. Vencido el conde, apresado y ejecutado en 1524, recuperaron los salvaterranos la condición de villa realenga. La torre fue abandonada y su piedra empleada durante el siglo XVII para otras construcciones, como el convento de San Pedro. Todavía existía, aunque ruinosa, en el siglo XVIII.


Entradas relacionadas: