Más sobre Arce-Mirapérez

Fuente: El Mundo-El Correo de Burgos, 16 de Febrero de 2009, por Gabriel de la Iglesia

La doble vía de la carretera Logroño enterrará parte de Arce-Mirapérez

Se calcula que el proyecto, englobado en el Plan Regional de Carreteras afectará a 10.000 metros cuadrados del yacimiento aún por descubrir

El yacimiento de Arce-Mirapérez se enfrentará en los próximos años con un nuevo enemigo: el desdoblamiento de la carretera Logroño previsto por el Plan Regional de Carreteras de la Junta de Castilla y León y solicitado por el Ayuntamiento de Miranda en numerosas ocasiones.
Rafael Varón, arqueólogo de la empresa Ondare Babesa y una de las personas que más conoce el yacimiento, apunta que si se llega a desarrollar a rajatabla el planteamiento del ente regional, 10.000 metros cuadrados de Arce-Mirapérez desaparecerán bajo el asfalto.
Ante tal tesitura, Varón defiende que antes de que las máquinas lleguen a la zona es necesario “realizar un estudio detallado de la superficie afectada” para “documentar” lo que allí aparezca. No en vano, esta zona está perfectamente delimitada como parte del yacimiento y “la Junta lo sabe”.
El problema, tal y como explica el arqueólogo, es que el desdoblamiento de esta vía –por la que diariamente circulan unos 8.000 vehículos- “está recogido como servicio general dentro del PGOU” y esto complica la defensa del yacimiento.
Aparte, la construcción del enlace de conexión entre el futuro polígono de Ircio y la carretera a Logroño –puente sobre el Ebro incluido- también afectará al yacimiento, aunque en este caso la preocupación de los arqueólogos es menor. “Se han seguido las recomendaciones que dimos y en principio el vial se ha desviado”, apunta Varón.
Esta no es la primera vez que Arce-Mirapérez se convierte en un choque de intereses. Ya en 2004 entraron en conflicto la conservación del yacimiento y el desarrollo del polígono de Rottneros. En aquella ocasión, del proyecto quedó suspendido después de que la Dirección de Patrimonio de la Junta asumiera la riqueza y singularidad de los restos encontrados en varias catas de suelo materializadas a tal efecto.
No pasó lo mismo en 2006, cuando la construcción de la gran rotonda de la carretera Logroño se convirtió en foco de tensión, llegándose a paralizar las obras por la presentación de una denuncia ante la Guardia Civil.
“Está bien que hagan una carretera, y no discuto que sea necesaria, pero no es de recibo” el planteamiento del ente regional en esta materia, subraya el arqueólogo.

Compensación
Así las cosas, y asumiendo que es muy posible que el desdoblamiento salga adelante, Varón apunta que debería venir acompañado de “algún tipo de compensación” tal y como establece la normativa sobre protección del patrimonio.
En este sentido, las posibilidades son muchas, si bien, una de las vía de compensación que mejor serían recibidas sería la de dar un impulso al estudio del yacimiento. Y es que, hasta el momento tan sólo se ha explorado “menos de un 1 por ciento del total” del mismo, unos 500 metros cuadrados.

Potencial
En total, las diferentes pruebas que se han venido realizando en los últimos tiempos, -incluidas las fotografías aéreas en las que se observa perfectamente el trazado de una ciudad romana-, han demostrado que el yacimiento “tiene al menos 26 hectáreas”. Con esa superficie se podría hablar de “una ciudad romana media, en la que en su época de esplendor podrían haber vivido más de 6.000 personas”, similar a Pompaelo (Pamplona) o Asturica Augusta (Astorga). Este dato es sumamente significativo según Varón, ya que “Miranda no alcanzó esa población hasta bien entrado el S.XX”.
Con estas cifras sobre la mesa, y entendiendo que “lo prioritario es mantener y proteger el yacimiento”, Varón subraya las posibilidades que desprende su estudio más exhaustivo. “Hemos sondeado una parte ínfima, pero lo suficientemente grande para darnos cuenta de lo que tenemos”, apunta el arqueólogo.
De esta forma, Varón apela a “una cambio en la conciencia” del patrimonio mirandés, encaminado a potenciarlo y que debería ser articulado “por todos: Junta, Diputación, Ayuntamiento y ámbitos científicos”.
Sólo de esta forma se podrán esclarecer partes de la historia de la comarca mirandesa aún por descubrir y que lamentablemente aún permanecen enterradas a apenas unos centenares de metros de la ciudad.

Cronología de los descubrimientos

S.XVIII: Lorenzo de Prestamero lleva a cabo las primeras prospecciones
S.XIX: Remigio Salomón encuentra en el yacimiento una pequeña estatua de origen romano
1970: Se encuentran dos necrópolis anexas al yacimiento
1999: Se realizan las primeras excavaciones a pequeña escala y se empieza a conocer la entidad del yacimiento
2004-2005: La dirección general de Patrimonio de la Junta cierra la puerta al proyecto de construcción del polígono de Rottneros tras solicitar la realización de catas en el yacimiento y entender necesaria su conservación.
2006: La construcción de la gran rotonda de la carretera Logroño se ve paralizada temporalmente por la presentación de una denuncia ante la Guardia Civil referente a la destrucción de patrimonio arqueológico.

Deóbriga bajo el suelo de Rottneros

Una de las grandes incógnitas sobre el yacimiento de Arce-Mirapérez que todavía no ha sido resuelta es la de si la ciudad se corresponde con Deóbriga, algo discutido entre los propios expertos. A juicio de Varón, ya ha quedado demostrado que las ruinas que actualmente están bajo terrenos de Rottneros se corresponden con esta ciudad romana. Además de su extensión e importancia, el arqueólogo señala la cercanía de la vía Ab Asturica Burdigalam como elemento de referencia. Se cree que esta antigua calzada romana salvaba el Ebro en las proximidades de Miranda, probablemente a través de un vado, ya que no se han encontrado vestigios de puente alguno.


Entradas relacionadas: