ERROMATAR ARKEOLOGIA GIPUZKOAN / ARQUEOLOGÍA ROMANA EN GIPUZKOA

Sobre los vascones
y su historia en época romana se ha escrito mucho. En la bibliografía han
abundado los tópicos, las fantasías, el interés nacionalista (de uno y otro
signo), pero también ha habido excelentes estudios ponderados, rigurosos, que
han tratado de desbrozar los mitos, los aspectos mas tendenciosos, para
ajustarse a la documentación existente entendida desde el conocimiento preciso
del contexto histórico en el que se encuentra. Por lo tanto el libro que se
presentará el próximo viernes no es una historia de los vascones, de su
poblamiento, de sus ciudades etc. en época romana. Es, ante todo, una serie de
reflexiones sobre los vascones y sus relaciones con los romanos  en un estrecho y reducido espacio geográfico.
Y este espacio de poblamiento vascón en la antigüedad, según los textos
antiguos, se circunscribía prácticamente a la región de Oiasso,
aunque se extendieran también hasta el sur en lo que son hoy Álava y Navarra,
porque una gran parte del territorio de Gipuzkoa actual correspondía al
territorio de los várdulos. A la dificultad que entraña referirse a un tan
estrecho espacio geográfico se añade, evidentemente, la escasez de textos que
se refieren a romanos y vascones en general.
Se trata por tanto
de ofrecer un contexto histórico a las evidencias arqueológicas que subsisten y
testimonian la presencia romana en una muy reducida área, esto es, en Gipuzkoa.
El capítulo de la investigación de la arqueología romana en Gipuzkoa no está
cerrado y de ella puede venir las novedades que amplíen nuestros conocimientos.
Y una de sus principales labores es la de identificar con claridad los
asentamientos “vascones” o “várdulos” propiamente dichos.
Y hablando de
investigaciones de la arqueología romana en Gipuzkoa no podemos pasar por alto
las características tan particulares de su trayectoria. Una arqueología romana
que apenas tiene 40 años de andadura y que ha nacido a contracorriente de las
tendencias historiográficas dominantes. Pero que ha obtenido resultados que son
referencia en el ámbito atlántico del imperio, tanto en el aspecto portuario
como en el de la minería. Una arqueología que, además, ha tenido que superar la
ausencia de marcos académicos y universitarios, buscando alternativas desde la
iniciativa privada con fórmulas como la del centro de estudios Arkeolan o el
museo romano Oiasso que le ha permitido integrarse en equipos internacionales.
El libro también es deudor de ese trabajo pionero, de ese espíritu de
superación y de esa vocación por insertar en la sociedad las novedades de los
descubrimientos arqueológicos.

Oiasso Erromatar Museoa / Museo Romano Oiasso
Eskoleta, 1. 20302 Irun (Gipuzkoa)
www.oiasso.com

Entradas relacionadas: